Edición No. 364 | 1 DE MARZO DE 2005
 
 
 
RELIEVE
 
PETAQUILLA REGRESA
 
Luego de seis años de ausencia, el consorcio de capital canadiense-panameño volvió para hacerse cargo de la explotación de oro y cobre en las montañas de Colón. 
 
VÍCTOR DAGOBERTO TORRES 
[email protected] 
 
Richard Fifer llegó retrasado a uno de los salones del hotel Caesar Park. Había improvisado una conferencia de prensa y le esperaban periodistas y Kenneth Morgan, CEO y director de Petaquilla Minerals Ltd., la empresa canadiense que volvió luego de seis años de ausencia para reclamar sus derechos contractuales con el Gobierno.

Ese día, Fifer estaba tranquilo. El escándalo todavía no había estallado en los medios.

Por eso es que, vestido con saco negro y camisa amarilla, Fifer se concentró en hablar sobre el proyecto minero y sus buenas perspectivas.

Ese mismo día, los medios de comunicación informaban que había una orden de captura contra Fifer y su vicegobernador, Héctor Álvarez, por supuesto peculado.

La orden se dio por la supuesta “sustracción” de 68 mil dólares de la Gobernación de Coclé y de otros 47 mil dólares de una donación hecha por el Gobierno español para la construcción de un museo durante el período 1999-2002, cuando Fifer trabajaba como gobernador de Coclé.

Pero el día de la conferencia, Fifer lucía como un empresario tranquilo. Buscó espacio en el sillón negro en el que estaba sentado Morgan y empezó a explicar las bondades del proyecto de Petaquilla. No quiso hablar de su pasado, que lo vincula a rencillas dentro del Partido Arnulfista. Días después de la conferencia y del estallido del escándalo mediático, anunciaba que había devuelto el dinero. Pero la orden de captura del Ministerio Público siguió en pie.

El fin de semana anterior a la conferencia, Fifer había celebrado, junto con el presidente Martín Torrijos y Morgan, la activación de los trabajos de explotación de oro y cobre en las montañas de Colón. Había motivos para celebrar: el regreso de la empresa coincidía con la recuperación de los precios del oro y del cobre en los mercados internacionales.

Con Fifer a la cabeza de la junta directiva, el proyecto de 400 millones de dólares podría despegar en noviembre de este año 2005. Y las expectativas sobre el volumen de extracción de los minerales son buenas.

Según explicó a los periodistas, las explotaciones en el área pueden durar entre 50 años y 60 años. La concesión de la minera es por 30 años prorrogables.

Fifer ha estado ligado a la subsidiaria de la empresa canadiense desde 1994, cuando empezaron los estudios de explotación minera en el área de Petaquilla, provincia de Colón. Entonces se invirtieron 60 millones de dólares sólo en el análisis de suelos y detección de minerales. Sin embargo, todo llegó hasta allí.

En 1998, el ex contralor Aristides Romero se negó a refrendar los contratos que se otorgaron en Panamá para la explotación minera. La medida alcanzó al consorcio canadiense. El momento coincidió con la caída internacional de los precios del oro y del cobre. Cuando el desaparecido contralor finalmente dio luz verde al contrato de Petaquilla, la empresa informó que se iba a explorar otros terrenos a Chile. Fifer, entonces, se quedó a cargo de una empresa “muerta”.

Cuando la ex presidenta Mireya Moscoso lo nombró como gobernador de Coclé, la noticia inquietó a más de un miembro del Partido Arnulfista. Todos esperaban que Moscoso nombrara a uno de sus “hijos” políticos, específicamente a un cuñado del ex vicepresidente del Partido, Germán Vergara.

Fifer, además, fue uno de los promotores del acuerdo político denominado ‘Pacto de La Pintada’, mediante el cual los partidos políticos establecieron las pautas de quiénes deberían ocupar la presidencia de la Asamblea en el gobierno de Moscoso.

Sobre la acusación de peculado, Fifer ha dicho que “son simples ataques de sus adversarios políticos”.

Pero de lo único que quiso hablar en la conferencia es sobre Petaquilla. El proyecto -informó- se extiende por las tierras de las comunidades de Botija, Molejón y Petaquilla, en Colón.

El primer desembolso será de 50 millones de dólares, los cuales se destinarán a la explotación de oro. El segundo, de 220 millones de dólares, financiará la explotación de cobre. Los 130 millones de dólares restantes se destinarán a la explotación de cobre concentrado.

 

 
PUBLICIDAD
 
 
 
     

OTROS TEMAS
BANCOS LATINOS MARCAN TERRITORIO
LA NUEVA PLAGA DEL ARROZ
 
PANORAMA
CON MANO DE HIERRO Y GUANTE DE TERCIOPELO
 
RELIEVE
PETAQUILLA REGRESA
 
ENTREVISTA
LA EXPERIENCIA ES LA QUE CUENTA
 
ACTUALIDAD
FIEBRE CAPITALISTA EN CHINA
 
 OPINION
 
 
Muchas cosas han sucedido desde 1999 cuando los entes reguladores y una parte importante de la comunidad de negocios, acogieron el uso de las Normas Internacionales de Contabilidad (NIC), llamadas hoy Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF).

El uso de las NIIF ha generado un gran dinamismo en la administración y la función contable de las empresas, las cuales han invertido en la capacitación del personal encargado de las fi...
[ver más]
 
 
Corporación La Prensa. Todos los derechos reservados.