Edición No. 433 | 11 DE JULIO DE 2006
 
 
 
Actualidad
 
Miami contra Panamá
 
Si el país quiere sacarle ventaja a la “pequeña Habana” deberá saber cuáles son las apuestas que hacen los desarrolladores de esta ciudad. Por ahora son muchas 
 
EDUARDO QUINTERO 
[email protected] 
 

Cortesía

COMPARACIÓN. Las inmensas y millonarias edificaciones de Miami son comparadas con las de Panamá. La diferencia radica en que la primera apuesta a la cultura.



Más que un truco publicitario, para Miami ha sido un verdadero compromiso transformar su ciudad de ‘tropi-cool’ a ‘tropi-cultural’. Igualmente, para Panamá ha sido una real determinación ampliar su reconocimiento internacional a ‘mucho más que un Canal’.

A ambas ciudades les impulsa la misma motivación: captar la atención e inversión del mundo a través de una nueva imagen.

En el caso de Miami, su revitalizado lema le ha fomentado un sinnúmero de construcciones de condominios, comercios y galerías de arte.

En el caso de Panamá, su nueva presentación le ha permitido competir directamente con Miami como conexión aérea, destino turístico y alternativa para jubilados e inversionistas extranjeros. Si Panamá pretende mantener su competitividad en esta partida, es importante que conozca los planes de desarrollo de Miami para así posicionarse ventajosamente.

Allá, la meta, la inversión y las expectativas son monumentales.

La aspiración es convertir la ciudad de Miami en un destino artístico y cultural a través de la creación de un enorme campus de instalaciones cívicas. La localización, en vez de ser una próspera área de Miami, es el abandonado y deteriorado centro de la ciudad donde se espera que la reacción renovadora de este macro-proyecto ejerza su mayor efecto urbano.

El plan maestro ya cuenta con dos espacios terminados, Bayfront Park y el estadio de basketball del equipo Miami Heat. Además, se planea añadir un segundo parque, Museum Park, el cual incluirá dos museos, uno de ciencia y otro de arte.

Finalmente, como epicentro de esta revitalización urbana se encuentra el centro de bellas artes de la ciudad, el Miami Performing Arts Center. Este centro musical de 500 millones de dólares es financiado conjuntamente por el gobierno, la empresa privada, y las donaciones de la sociedad, demostrando así el compromiso que tiene Miami con su futuro artístico y cultural.

Miami espera que el Performing Arts Center se convierta no solo en uno de los escenarios musicales con mejor acústica del mundo, sino también en uno de los principales íconos arquitectónicos de su ciudad. Diseñado por la oficina de arquitectos César Pelli y Asociados, el proyecto busca transformar el centro de Miami en un lugar donde se pueda vivir, trabajar y entretenerse.

Aún faltando tres meses para la inauguración del Performing Arts Center, el auge de bienes raíces ya ha sobrepasado las expectativas más optimistas. Por ejemplo, los terrenos alrededor del proyecto que antes reunían a los vagabundos de la ciudad, hoy se venden por sumas multimillonarias. Además, según el Departamento de Planeamiento de Miami, actualmente se construyen en la ciudad más de 14 mil unidades residenciales y más de 63 mil adicionales están ya aprobadas para ser construidas. Esto se compara con menos de 9 mil 500 unidades construidas en la misma región en los últimos 10 años.

Al igual, la transformación cultural ha sido exponencial. Áreas, por ejemplo, donde solo había hangares desocupados hoy se convierten en distritos artísticos. En poco tiempo, han brotado múltiples talleres y galerías tales como la prestigiosa Fundación de Arte Cisneros. Además, Miami se ha convertido junto con Suiza en la sede de Art Basel, una de las exposiciones anuales de arte de mayor importancia internacional.

Para muchos, tanto crecimiento en tan poco tiempo es preocupante. Tanto aquellos que ya compraron su vivienda, como los potenciales compradores, hoy temen que la insostenible valorización de las propiedades estalle, causando una drástica corrección en los precios.

Además, al igual que en Panamá, falta la infraestructura de agua potable y de transporte público que soporte tal desarrollo.

Aunque el panorama de Miami es prometedor, esto no implica que el porvenir de Panamá no sea igualmente optimista. Dado que cada ciudad se encamina en búsqueda de imágenes diferentes, ambos destinos deberían captar su parte justa del mercado de turismo.

Por su parte, Panamá cuenta con su posición geográfica, su legendario Canal, su vibrante biodiversidad y su riqueza histórica, todas ventajas competitivas que Miami no tiene y nunca tendrá.

Y sí es cierto que ambos destinos competirán por la audiencia de retirados e inversionistas extranjeros.

Cada vez será más difícil justificar invertir en Miami donde el precio promedio de un apartamento de lujo es de 5 mil dólares el metro cuadrado.

Finalmente, la clave será seleccionar e impulsar la imagen que mejor aproveche las ventajas competitivas de Panamá.

Esta visión nacional deberá orientar los planes turísticos, de bienes raíces y urbanos de la ciudad. Solo así se estimulará edificaciones afines al contexto urbano, y a la vez, una ciudad afín a las aspiraciones de la sociedad. Si lo logramos, Panamá tendrá garantizado un puesto entre las naciones desarrolladas del continente.

El autor es arquitecto panameño y trabaja para la firma ‘César Pelli y Asociados’, oficina con la que ha diseñado hoteles, torres y centros de bellas artes. Actualmente trabaja en la supervisión de la construcción del Miami Performing Arts Center.

 

 
PUBLICIDAD
 
 
 
     

OTROS TEMAS
El resplandor de un suburbio
Nuevos vientos en Amador
Un desarrollo a medias
Caos metropolitano
 
PANORAMA
Caso Coca Cola lanza alerta
Con vista al mar, por favor
 
RELIEVE
Herencia inmobiliaria
 
ENTREVISTA
 
ACTUALIDAD
Miami contra Panamá
Los vinos ‘finos’ de China
 
 Tema de portada
 
 
Ricardo Poma ha cambiado la panorámica de Centroamérica. Más de 17 malls y 50 mil casas así lo confirman. Pero él prefiere no darse golpes de pecho por lo que ha hecho al mando del conglomerado que inició su abuelo Bartolomé Poma. “Soy de bajo perfil”, afirma el presidente de Grupo Poma, que con la subsidiaria Grupo Roble construye complejos de uso múltiple, proyectos habitacionale...[ver más]
 
 
Corporación La Prensa. Todos los derechos reservados.