Edicion N° 657 | 30 de noviembre de 2010
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

dossier

La receta práctica y definitiva

Clave

ÓSCAR CASTAÑO LLORENTE
[email protected]

|

imagen

Bienestar. La fórmula de una óptima salud consiste en la práctica frecuente de hábitos de vida sana. Photos to go

Un refrán español dice: “Mano lavada, salud bien guardada”. Sencillo, breve y seguramente secular, define la esencia de la salud preventiva.

Si los panameños lo aplicaran, los índices de enfermedades y de mortalidad disminuirían de inmediato. “El aseo es el hábito de las personas saludables”, asegura el gastroenterólogo panameño Óscar Bulgim.

Experto en cáncer de páncreas y también promotor de la salud preventiva, Bulgim considera que la higiene impide el alojamiento de millares de bacterias que suelen colarse en el organismo.

Una de ellas es la bacteria Helicobacter pylori, responsable del cáncer de páncreas, segunda causa de muerte en el mundo y la primera enfermedad cancerígena del país.

“La Helicobacter pylori se introduce de manera muy fácil  en el cuerpo, sobre todo en el de los niños, que sin darse cuenta ingieren excrementos fecales”, explica Bulgim.

Quienes sufren de cáncer de páncreas en edad adulta y deben padecer radioterapias, quimioterapias y cirugías, con el tiempo se vuelven conejitos de laboratorio que “se habrían evitado esas dolorosas sesiones si hubieran adquirido sanas costumbres de limpieza personal”.

Francisco Díaz Mérida (64 años) fue otra víctima de la bacteria, que en el organismo puede derivar en una displasia moderada, considerada como precancerosa. Le practicaron una cirugía de disección gástrica que  desapareció el tumor. Este procedimiento quirúrgico es también preventivo, pues evitó una enfermedad terminal.     La intervención cuesta seis mil  dólares.

El mejor modo de mantener saludables a nuestras familias y reducir los costos del cuidado de la salud es impedir que la gente se enferme, dijo Michelle Obama sobre la reforma de la salud promovida por el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.

Entre los ajustes está la disponibilidad gratuita de medicina preventiva en ese país, que según el médico Bulgim genera el ahorro de millones de dólares.

La posibilidad sugerida por el médico, se demuestra, por el contrario, con los índices de gasto público social de Panamá de 972.9 millones de dólares anuales, según el Tercer Informe de las Naciones Unidas sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

De este gasto, 316 millones de dólares corresponden al sector de la  salud, 310 millones a trabajo, 270 millones a educación y 77 millones a vivienda. La reducción del primer rubro permitiría que aumentaran las inversiones en los otros sectores.

Los beneficios

Los avances de la medicina llegaron a Panamá y han contribuido a descubrir un mayor número de enfermedades, especialmente en la presente década.

Las campañas  para detectar nuevas patologías han  sacado a la luz las verdaderas estadísticas de panameños con afecciones de la salud, opina Elsa de Ávila, enfermera especializada en epidemiología y vinculada al Centro Médico Paitilla.

La enfermera destaca que la hipertensión y la diabetes son las dos enfermedades que más padecen los panameños.

A la primera de ellas, por ejemplo, contribuyen el estrés y el alto grado de presión a los que se someten los ejecutivos de las empresas, “población en su mayoría joven que poco duerme y vive inmersa en las tensiones”. Por ello se han incrementado los casos de paros cardíacos de personas menores de 25 años de edad.

Hace especial énfasis en el comportamiento de los profesionales que estudiaron en el extranjero. Muchos de ellos asumieron como permanentes las costumbres de descansar muy poco y comer mal, y de paso descuidan su estado físico.

“Con el tiempo empiezan a bajar el rendimiento, reducen la productividad, se enferman y se incapacitan”, dice.

Estos indicadores  tan costosos y complejos para las empresas o el Estado, según sea el caso, se pueden disminuir con los paquetes de chequeo médico empresarial ofrecidos por algunas entidades de salud privada, entre ellas el Centro Médico Paitilla.

A la diabetes se la considera una de las grandes responsables de los problemas cardiovasculares de los panameños. Según la nutricionista Ida M. Solís, se acrecienta el número de personas con sobrepeso y obesidad.

La especialista expone la situación de los call center (centros de llamadas), que vinculan principalmente a personas menores de  30 años que se acostumbran a ingerir comida chatarra o se saltan los horarios de las comidas.

“Desde muy jóvenes adquieren las señales particulares de la diabetes, cuyos tratamientos y medicinas están entre los más caros”, explica Ida.

En Panamá, el cáncer de estómago es el número  uno en su género. Según el gastroenterólogo Óscar Bulgim, una campaña gratuita de exámenes en las escuelas, llevada a cabo en los sectores público y privado, reduciría  los casos del campeón de los cánceres del país. “Sólo costaría 40 dólares por alumno”, expresa.

El instituto Preventive ofrece otro modelo de aplicación de salud preventiva. Consiste en una mezcla de medicina basada en la evidencia, medicina de atención primaria o preventiva y el uso de instrumentos de informática que permiten la interacción de un equipo de especialistas que conocen los detalles de la salud del paciente.

Este tratamiento toma en cuenta el perfil de la persona según su genética y predisposición a ciertas enfermedades y su entorno familiar, laboral y cultural, y lo compara con las guías médicas preventivas del United States Preventive Services Task Force (Fuerza Especial Preventiva de los Estados Unidos), explica el director de Preventive,  Fernando Díaz, médico interno y hematólogo. Cada cinco años se actualizan las guías.

De allí la alta certeza de las pruebas que descartan una larga y agobiante lista de tratamientos de los pacientes. En este caso solo se les aplican los que se ajustan a su organismo.

El sector público

El próximo año el Ministerio de Salud tendrá a su disposición un presupuesto de mil 78 millones de dólares. El ministro Franklin Vergara destaca que una de las prioridades de la actual administración es la construcción de  hospitales y de centros de atención primaria donde se realiza  buena parte de las estrategias que impiden la proliferación de enfermedades.

La Caja de  Seguro Social (CSS) dispone de un presupuesto de 2 mil 284 millones de dólares, y destina 748.3 millones a combatir el riesgo de enfermedades y maternidad.

Este valor podría disminuir  “si a los pacientes se les hace una detección temprana de posibles enfermedades y si ellos cumplen con  controles de salud y exámenes indicados”, afirma  José Kaled, subdirector nacional de promoción y prevención de medicina familiar y acción comunitaria de la CSS.

Aunque las entidades gubernamentales tengan millonarios presupuestos, hay quienes piensan que son insuficientes para prevenir enfermedades.

Así lo piensa Mauro Zúñiga, quien cree que son precarios  los recursos y los programas del Estado.

Para él ha fracasdo el sistema de salud panameño:“Construir más centros de salud revela que los programas de salud preventiva son obsoletos y la gente debe ir más seguido al médico”.

Mientras el médico habla de las fallas del Estado en salud, el Gobierno habla de los resultados que han tenido sus campañas de prevención.

En el primer semestre, aseguran sus representantes, se logró controlar la epidemia de encefalitis equina, que reportó ocho casos de personas infectadas.
 
El boletín epidemiológico del ministerio expresa que “dado que no existe vacuna contra este virus, la mejor medicina es la prevención”. Ésta se llevó a cabo mediante jornadas de capacitación en comunidades de todo el país, que explicaban cómo eliminar el virus.

La prevención de enfermedades permitió la desaparición definitiva del virus de influenza AH1N1. Durante los primeros seis meses de 2009 se registraron seis casos después de haber sumado 813, y 12 muertos.

Siempre será mucho más barata la medicina preventiva que las curativas y las intrusivas o heroicas (de urgencia). El doctor Óscar Bulgim tiene el “termómetro” que mide las ventajas de la modalidad: se puede llegar a vivir hasta 90 años en excelentes condiciones. Y al del termómetro hay que creerle.

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
REVISTAS
Ellas Virtual
Aprendoweb
Pulso de la Nación
Recetario
 

© 2010. Corporación La Prensa. Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email