Edicion N 657 | 30 de noviembre de 2010
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

informe central

Medicina, un destino a bajos costos

Industria

RELLA ROSENSHAIN
[email protected]

|

imagen

CRITERIOS. En busca de cuidados de salud, muchas personas salen de sus países para dirigirse a destinos que ofrezcan calidad y precios accesibles en sus servicios. LA PRENSA/Jihan Rodríguez/Modelos: Jaime Rodríguez y Alexa Jeraige, de Wilhelmina Panama Talents

Mario Cormier se cansó de estar en  lista de espera.

Como los cientos de pacientes que no requieren cirugías de emergencia y que forman parte del plan estatal de servicios médicos de British Columbia en Canadá, tenía que esperar un año para poder realizarse una operación quirúrgica de la cadera.

Desde hace algunos años, él padecía osteoartritis, una enfermedad de las articulaciones que le había causado un desgaste en su cadera izquierda y que no le dejaba caminar con firmeza.

El dolor era tan insoportable que cuando le dijeron que tenía que esperar seis meses más para operarse, no dudó mucho en buscar otra alternativa.

En internet encontró la página web de Med Journeys, una compañía que brinda asesoría sobre servicios médicos en diferentes países. Contactó a sus representantes y estos le presentaron una lista de países donde podía realizarse la cirugía en poco tiempo y sin tener que gastar mucho.

Entre los países que estaban en el registro, Panamá le pareció la mejor opción, ya que aquí pagaría 14 mil 150 dólares, lo que incluye el costo de la cirugía, la hospitalización, los medicamentos, la rehabilitación y los servicios de taxis. Un costo más económico que si lo hiciera en su país en una clínica privada.

En menos de lo que canta un gallo el canadiense  contactó al hospital a través de Med Journeys y alistó sus maletas rumbo al sur.

Cormier es una de las decenas de extranjeros que llegan a Panamá a someterse a una cirugía o a realizarse tratamientos que en sus países les costarían hasta cuatro veces más.

Si bien la industria del turismo de salud está en apogeo en todo el mundo, Panamá aún está despegando en esta materia.

Las cifras muestran que la actividad genera 60 mil millones de dólares anuales en el mundo, y en tres años se prevé que genere 100 mil millones al año.

Estadística que es sustentada por el administrador general de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), Salomón Shamah.
Además de las divisas que produce este tipo de turismo, América Latina se lleva el 25% del pastel. Así lo expresa el secretario general de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, Rubén Berrocal.

Y al revisar las cifras en detalle dentro de la región, Costa Rica está acaparando la mayor parte de ese mercado (16%), mientras que Panamá está ocupando  menos del 1% de ese total.

Pero aunque esta cifra es aún baja, Berrocal es optimista ya que estima que en cinco años Panamá podría tener hasta el 12% de ese pastel y que serían los estadounidenses y canadienses los que conformarían la mayor parte de los turistas que escogerían  este país para realizarse una cirugía o un tratamiento médico.

El hecho de que Panamá no esté en el mapa del turismo de salud todavía no quiere decir, para  Shamah, que ese termómetro no podrá subir la temperatura porque los principales centros médicos del país “han salido al extranjero a buscar pacientes”.

Por eso proyectar “una sola voz bajo el paraguas de la ATP” como parte de una “alianza estratégica” de los servicios médicos del Hospital Punta Pacífica (HPP), Clínica Hospital San Fernando, Centro Médico Paitilla y Hospital Nacional es parte de la táctica que  permitirá que Panamá cale terreno en la industria, expresa Camilo Alleyne, presidente de la junta directiva del HPP.

A la fecha, solo el HPP cuenta con un departamento que elabora paquetes especiales para turistas que, además de obtener una atención médica, buscan conocer sitios turísticos del país.

Los demás centros no están recibiendo “turistas médicos”, es decir, pacientes que viajan desde su país para recibir atención médica hospitalaria en Panamá, sino que están atendiendo a aquellos pacientes extranjeros que están de visita en el país o que  residen en él y se les presenta una necesidad médica.

El crecimiento en esta industria es definitivo, por lo que varios de los centros hospitalarios en el país aseguran estar preparándose para este incremento, incluyendo en sus planes la creación de oficinas enfocadas a brindar este tipo de servicios y no quedarse atrás frente a los que sí lo están haciendo.

Además recientemente se creó la Asociación Panameña de Turismo Médico, presidida por Eric De Ycaza, para trabajar en este sentido.

Oportunidades de negocio

Y así como en la ciudad capital se ha elaborado una estrategia para promover el turismo de salud, algunos sitios del interior del país han hecho lo propio para atender a los visitantes de esos lugares.

El residencial Valle Escondido Resort, Golf & Spa, ubicado en Boquete en la provincia de Chiriquí, abrió Optimal Wellness Clinics, una clínica  que ofrecerá a partir del año próximo tratamientos para pacientes con cáncer y otros tipos de enfermedades que requieren quimioterapia, asegura Thalia Velásquez de Taliasferro, directora administrativa del lugar.

Algunos de los servicios que ofrecerá esta clínica —que espera recibir pacientes estadounidenses en primera instancia— son terapias de potenciación de la insulina, infusiones intravenosas de vitaminas, así como  tratamientos para la disfunción eréctil y la artritis reumatoide.

El concepto de la clínica, según Velásquez de Taliasferro, se presta para desarrollar el turismo médico, por lo que su objetivo es seguir habilitando más sucursales en otros sitios que tengan un resort.

Pero en Chiriquí no es el único lugar donde se está desarrollando esta actividad, en la Isla Saboga en el Archipiélago de Las Perlas también se está trabajando en este sentido.

Para esto han diseñado un proyecto, valorado en 50 millones de dólares,  para construir un medic spa en el que se realicen cirugías y tratamientos médicos y que estará listo para comenzar a funcionar en tres años, señala Armel González, gerente general del Grupo del Sol y representante del proyecto Isla Saboga.

Extranjeros en cifras

Tanto el representante de Grupo del Sol como la de Valle Escondido Resort, Golf & Spa, confían en que sus planes tengan buena acogida.

Sobre todo por el incremento que se ha dado en el número de extranjeros que están requiriendo los servicios de los centros médicos hospitalarios en Panamá. Así al menos lo han sentido los representantes de los hospitales en la capital, a pesar de que algunos no manejan el turismo médico como tal.

 En el HPP —que cuenta con un departamento dirigido a este segmento de la población— la presencia de los pacientes extranjeros ha crecido “de una manera escalonada”.

Así lo reconoce Salomón Dayan, director del Comité de Turismo Médico de ese centro,  quien asegura que la mayoría de los foráneos que llegan al hospital padecen enfermedades cardiovasculares, ortopédicas y con  problemas de infertilidad.

Los turistas representan el 20% de nuestros pacientes, afirma Asbell Burillo, directora de mercadeo y comunicaciones del Hospital Punta Pacífica.

La Clínica Hospital San Fernando recibe un promedio de cinco extranjeros al día, dice, por su parte, su representante. Gran parte de ellos recurre al centro para someterse a  atenciones médicas generales, mientras que algunos buscan  reemplazos articulares de rodilla, cirugías estéticas y procedimientos para tratar la obesidad.

 “En estos momentos, cerca del 5% de nuestros pacientes cuentan con seguros médicos internacionales o son extranjeros que viven en Panamá”, afirma Jorge Martin, subdirector médico del centro que también tiene sucursales en Coronado y en Buenaventura, en Playa Farallón.

Y agrega que esta cifra podría triplicarse o cuadriplicarse en un periodo de entre 5 y 10 años, porque reconoce que esta industria será en  poco tiempo un boom en Panamá.

Así como el San Fernando, el Hospital Nacional tampoco está ofreciendo el turismo médico como producto, pero en su departamento de Cuentas Internacionales hay registrados 7 mil 875 pacientes del primero de enero de 2009 al 30 de junio de 2010. Esto lo asegura Yanair Díaz, jefa de mercadeo y relaciones públicas de la institución.

El Centro Médico Paitilla (CMP), por su parte, ha registrado un aumento en la atención de pacientes extranjeros durante los últimos cinco años que han buscado principalmente especialidades ortopédicas dice Vilma Moreno, directora ejecutiva del centro.

“La actividad de turismo médico, entendida como el paciente que viene dirigido desde su país para recibir atención médica hospitalaria en Panamá, es aún  muy incipiente en el CMP”.

Bondades del Istmo

La tendencia de viajar a Estados Unidos en busca de intervenciones médicas está cambiando de dirección, y los centros hospitalarios deben estar preparados para atender una potencial demanda de pacientes que han vuelto los ojos a la región latinoamericana buscando los mismos servicios que se ofrecen en sus países a precios más accesibles.

En septiembre pasado se realizó el tercer Congreso Mundial de Turismo Médico y Cuidado de la Salud Global, en Los Ángeles, California, Estados Unidos, y allí se constató que varios hospitales  de la región están obteniendo acreditaciones internacionales para elevar sus estándares de calidad y entrar en las grandes ligas del turismo médico.

“Antes, la sociedad tenía la percepción de que Estados Unidos contaba con los mejores hospitales y atenciones del mundo. Sin embargo, eso hoy ha cambiado pues otros países están apostando por ofrecer este servicio”, asegura la estadounidense Renée-Marie Stephano, presidenta de la Asociación de Turismo Médico y organizadora del congreso.

Panamá es una de estas naciones, y como dice el especialista Salomón Dayan, el que tenga una estratégica posición geográfica, un centro bancario estable, la más avanzada tecnología médica y especialistas médicos son ventajas que respaldan el que se desarrolle la actividad en el país.

Pero algunos piensan que si Panamá quiere avanzar en este aspecto necesita regular esta materia.

Por eso, para el próximo año se espera presentar un anteproyecto de ley en la Asamblea Nacional para que las actividades vinculadas al turismo médico cumplan con la certificación, registro, permisos y acreditaciones pertinentes, señala Hugo Moreno,  ex miembro de la Comisión de Salud y actual miembro de  Comisión de Presupuesto  de la Asamblea Nacional.

La idea es “curarse en salud” y asegurar una protección al paciente evitando procedimientos con resultados poco óptimos y que desencadenen en demandas.

Pero los especialistas en el ramo piensan que el sector requiere más que una ley. Richard Ford, director de la Clínica Ford Dental Spa opina que la industria necesita ser manejada de forma integral.

Para el que fuera presidente de Pana-Health, una compañía ya desaparecida que se dedicaba a promover el turismo médico, “Panamá no tiene nada que hacer en este juego.

Entrar en una guerra de precios a ver quién cobra más barato es una cosa muy difícil. Los honorarios de cada país van de acuerdo con sus necesidades, y todo eso se traspasa a los honorarios de un profesional u hospital (...) Cualquier negocio que compita con base en precios muy bajos no es un negocio que a largo plazo le irá bien.

Tenemos que competir basados en la excelencia. Y si se trata de salud, peor todavía (...) Lo que está en juego es la salud del paciente”, opina Ford.

El especialista piensa que para que el turismo médico tome vuelo se necesita contar con un ente sin intereses de lucro, que vele por promover el país y facilite el que la industria funcione sin ánimos de ganar dinero.

 “Hace falta que haya un proyecto de Estado en el cual estén involucrados todos los sectores, tanto Gobierno como privados (...) Debería existir una institución en la que participaran el Ministerio de Comercio e Industrias, el Ministerio de Economía y Finanzas, la ATP, el Ministerio de Salud, la Ciudad del Saber y otras instituciones privadas y públicas”.

Hacer cambios a la ley parece necesario porque esta actividad puede representar jugosas ganancias y generar riquezas a hospitales, especialistas,  trabajadores y al Estado.

Mientras los representantes del sector y las autoridades se ponen de acuerdo en cómo se va a manejar el tema, Cormier se recupera de la operación que se le practicó en Panamá para colocarle una prótesis y que le ha ayudado a caminar mejor y sin dolor.

Apoyado en su bastón, está listo para visitar las ruinas de Panamá La Vieja y el Canal.

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
REVISTAS
Ellas Virtual
Aprendoweb
Pulso de la Nación
Recetario
 

© 2010. Corporación La Prensa. Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email