Edicion N 756 | 27 de noviembre de 2012
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

dossier

EL GRITO DEL GORILA



VIKASH DEEPAK

ÓSCAR CASTAÑO LLORENTE
[email protected]

|

El gorila de la montaña se levanta apenas se aclara el día, y con sus puños hace de su pecho un tambor y profiere un gruñido de angustia que se pierde en el horizonte.

Desesperado y con hambre, reclama más árboles para subsistir porque su ecosistema está próximo a agotarse y parece condenado a ser una de las especies en vías de extinción.

Es que cada año se deforestan 13 millones de hectáreas de bosques, casi el tamaño de Costa Rica, según la institución internacional Rainforest Alliance.

La parábola del gorila puede trasladarse al sector marítimo, especie de gorila de la economía panameña. Representa el 23% del producto interno bruto (8 mil 50 millones de dólares) y genera por lo menos 10 mil empleos.

Su ecosistema está integrado por los activos del Canal, los puertos y el ferrocarril. Pero buena parte de su correcto andamiaje depende de las empresas de servicios auxiliares, que representan el 7% de la industria marítima nacional, que mejor conocen las pisadas del gorila y que tienen dificultades para atenderlo.

El entorno del simio

Al frente de Mercansa (Mercantil Shipstores S.A.) se encuentra Vikash Deepak, un joven de 30 años con 15 de experiencia en la industria de servicios marítimos auxiliares. (Por su tamaño, bien podría jugar en algún equipo de la NFL).

“Soy una persona que vive, sangra y transpira este negocio”, el cual aprendió de su padre, un hombre de ascendencia india  y fundador de la compañía hace 25 años, y de su madre, una mujer que “empezó de ama de casa y terminó como una ejecutiva con visión internacional”.

Hombre conservador que prefiere las sorpresas al exceso de optimismo, encarna con fidelidad a los agentes “serios y responsables” de la industria.

Bajo esta calificación también se desempeñan empresas dedicadas al avituallamiento; otras prestan servicios de reparación de buques e incineración de basura y muchas más tienen un stock enorme de repuestos listos para entregar; y así hasta completar un largo inventario de soluciones para el sector naviero.

Mercansa “ofrece una solución integral para el mundo marítimo”. Se divide en Mercansa Ship Supply, responsable de hacer avituallamiento; Mercansa Fire, Rescue and Safety, creada para brindar respuestas oportunas en seguridad industrial y marítima; y Mercansa Full Safe,  con la representación de más de 25 marcas de productos para distribución local e internacional.

“En total tenemos un stock de 4 mil ítems”. La compañía decidió integrar todos sus servicios al caer en la cuenta de la manera actual de los buques de satisfacer sus necesidades.

“Nada que ver con la época dorada de este negocio, cuando se hacían los pedidos por teléfono o por télex y se les veía la cara a los capitanes y los pagos eran al contado. Todo era más informal”.

La tecnología y las fluctuaciones de los precios del petróleo y las crisis económicas, “entre otros aspectos”, obligaron a los buques a diseñar diferentes “tecnologías de respuesta inmediata”.

Se trata de múltiples  software con funciones de comparación de precios y de calidad de artículos, información sobre el puerto que mejor preste un servicio, capacidad para medir el cumplimiento de normas sanitarias y de seguridad, y aplicaciones que forman paquetes de productos provenientes de diferentes compañías. “Ni siquiera pagan el 10% al contado”.

Esta forma de hacer negocios gana una presión extra con el número de buques que cada año atraviesa el país. Será mucho mayor una vez concluyan las obras de ampliación del Canal.

Durante el primer semestre de 2012 transitaron 8 mil 626, cifra un tanto inferior en comparación con el mismo período de 2011 cuando pasó un total de 8 mil 859 naves. En la disminución influye el paro de labores de abril del presente año.

El tan promocionado crecimiento económico de Panamá de más de dos dígitos en 2011 y de promedio similar en 2012, se reduce a menos de la mitad en la industria de servicios marítimos auxiliares. La estimación presentada por Deepak confirma por qué él se considera a sí mismo un empresario de estilo conservador.

“De ninguna manera daré cifras en dólares. En Mercansa, desde 2009 tenemos un crecimiento anual del 5%, una figura bastante modesta, pero que refleja el comportamiento del sector donde se desenvuelve nuestra compañía”.

La diferencia entre el ponderado nacional y una empresa como Mercansa tiene una explicación deslumbrante para cualquier teórico económico.

“La economía del país es bastante contraria a la que se vive en un barco, que tiene la propia y suele transportar la de su país de origen”.

Lamento gorila

En cinco años puede desaparecer la actividad de servicios marítimos auxiliares. “Desde el gobierno anterior se pide con urgencia la construcción de muelles especiales para nuestra industria. El desafío más grande es la falta de salida al mar, pues más del 80% de los buques que llegan a aguas panameñas se atiende por fuera de ambos litorales”.

La solución parcial se asemeja a un milagro próximo a la multiplicación bíblica de los panes.

Desde los muelles construidos para el turismo, entre ellos la calzada de Amador, se les abre un espacio a compañías que atienden las necesidades de los barcos. Pero es un espacio cada vez más reducido, pues “diariamente aumenta el número de visitantes panameños y extranjeros”.

El cese de la producción agrícola nacional restringe el avituallamiento de buques, “algo tan antiguo como la construcción del Canal”. Es un servicio que tiene que vérselas con los alimentos enviados en contenedores desde otros puertos listos para satisfacer el apetito voraz de un marino o el paladar selecto de un comensal de un crucero cinco estrellas.    

“Dubai y Singapur se posicionaron como puertos de clase mundial porque se vendieron como puertos y no como centros donde atienden algunos agentes serios y responsables”.

El reclamo  de Deepak tiene como blanco lo sucedido durante 2012. El paro de labores en los puertos en el mes de abril y el caos de Colón cuatro  semanas atrás, le impidieron a Mercansa cerrar negocios por más de medio millón de dólares.

La compañía todavía está haciendo entregas a sus clientes y solo se pondrá al día con los pedidos atrasados en varias semanas más.

“Por algo se están haciendo más atractivos los puertos de Santa Marta y Buenaventura en Colombia, y el de República Dominicana. Son lugares que operan incesantemente”.

Para Deepak lo más importante es la construcción de los muelles. De lo contrario, “esta industria puede acabarse”.

Será el dolor que ocasiona el grito final del gorila, semejante al canto del cisne, que solo lo emite antes de morir…

SABE DE QUÉ   ESTÁ HABLANDO

Vikash Deepak empezó a trabajar en servicios marítimos auxiliares a los 15 años de edad. Ha visitado más de 20 países para promocionar a Panamá como centro mundial de abastecimiento para buques. Fue presidente de la Asociación de Ship Chandlers de Panamá. Es miembro activo de la junta directiva de la Cámara Marítima de Panamá.

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas Virtual
Aprendoweb
Pulso de la Nación
Recetario
WKD
 

© 2010-2011. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email