Edicion N° 815 | 25 de febrero de 2014
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

management

CAZANDO COMO UN LEÓN



‘MARKETING’

Nelson Hernández
[email protected]

|

Si quieres aprender a cazar como un león olvídate del zoológico, obsérvalo en las planicies africanas.

Hace unas semanas compartí en este suplemento una estrategia de marketing que creamos en mi empresa llamada Spirit Marketing, espero que te haya gustado. Aunque el concepto es nuevo, su ADN no.

Ese ADN no es secreto, es la unión de varios elementos con información valiosa, y en este mundo, se necesitan al menos dos elementos para crear uno nuevo. Ejemplo de ello: el agua (hidrógeno + oxígeno), un libro (papel y pluma), un pollo frito (El apanado + pollo), tú (papá y mamá).

Y el ADN de un león tiene dos componentes muy importantes que lo hacen ser rey; explorar es uno, pasión es otro. Ahora bien, ¿tu marca, empresa o servicio tiene esos componentes en su ADN? Permíteme guiarte cómo incorporarlos a tu cadena de éxitos.

¡Exploremos lo que nunca soñaste!

Para obtener información sobre sus clientes, algunas empresas prefieren el modelo del zoo.  Dentro del zoo hay jaulas, algo similar pueden ser los llamados focus group los encuestados participan en ellos, les dan boquitas, sodas, regalitos y responden las preguntas de su moderador. Aunque los focus group tienen su utilidad, pueden estar viciados desde la base.

Si el moderador no está preparado y no tiene experiencia en el manejo de estos, este tipo de reunión no nos proporcionará detalles verdaderamente ricos sobre nuestro cliente o posible consumidor y menos el de un mercado global.

¿Te acuerdas cuando en la película triple X el agente Gibbons le decía a Xander sobre cómo reconocer a un león enjaulado que acaba de venir de la selva? Su mirada muerta. ¡Ídem, brother!

En un focus group podemos matar el gen explorador. Este gen es nada más y nada menos que la técnica de investigación más antigua que se conoce, pero pese a su eficacia, la gran mayoría de las empresas se han olvidado de ella y curiosamente es más fácil, asequible, reveladora e inspiradora que un focus group. Explorar es observar al león en la planicie.

No hay dobles espejos ni técnicas de proyección, solo interacción, observación y mucha plática. Para esto debes ir a fiestas, salas de videojuego, al cine, parques de tercera edad, supermercados, sentarte con un niño a jugar, cocinar la cena con las madres, cambiar pañales, platicar con los que hacen el aseo en tu empresa, el cuidacarros y hasta en la fila de un banco mientras esperas tu turno.

¿Resultados? Una vez platicando con un niño descubrí que este quería aprender inglés, no para conquistar al mundo, sino para pasar al próximo nivel de su videojuego (su mundo).

Toda esta exploración nos hace mejores cazadores de detalles, mejores mercadólogos, publicistas o gerentes de marca.  Son esos detalles los que nos ayudan a comunicar la frase, palabra o promesa adecuada para que saboreemos un buen mercado.

El gerente de marca que no explora e interactúa con su cliente y solo cree en estadísticas, está encerrado en su propia “jaula” llamada oficina.

Pasión por explorar

¡Sin duda, mi elemento favorito para todo!  Todas las marcas necesitan pasión, y esta va muy unida a la intimidad, empatía y compromiso. Es la intensidad que acompaña a las emociones más fuertes. Cuando tu producto o servicio se hace y ofrece con pasión, cambia pensamientos, ideologías, filosofías, convence y enamora.

Seamos claros, el 90% de las compras son puramente emotivas y lo racional no tiene play. De no ser así, el famoso Black Friday no sería el evento irracional que es o más bien, en lo que lo hemos convertido.

Sin pasión los planes más detallados nunca aterrizan y pueden ser más fuertes si los compartes.

Que no te dé miedo exponer tu pasión a través de una red social, no estás cediendo ni vulnerando tu marca ante nadie, al contrario, te estás regalando información útil para empoderarla. Si dejas que el consumidor opine, estás poniendo un peldaño al éxito. Si no lo escuchas te estás encerrando en tu jaula.

Cuanto observo a un gerente de marca con pasión o un publicista con ese gen altamente activo, observo en su día a día varias conductas raras como:

1 Llama directamente al consumidor, charla con él y lo más importante, lo escucha, no le hace encuestas preprogramadas que no están listas para recibir respuestas fuera de libreto.

2 Reinventan su vocabulario, preguntan en su entorno qué palabras o expresiones se usan con frecuencia y se ponen a la moda, ¡tuitéame, googléame o mándame un whatsapp si no me crees!

3 En cada decisión que toman, se preguntan ¿A quién beneficio?, ¿al consumidor? Reflexionan su decisión por10 minutos y se responden honestamente.

Un león de pradera no se puede engañar, y difícilmente le dan de comer en la boca.

Cree fielmente en su instinto explorador, es aguerrido, observador silente, y cuando expone su punto de vista lo hace con un rugido ensordecedor que se escucha de lejos.

Y cuando encuentra un objetivo se lanza con pasión a conquistarlo, sin importar en qué planicie esté.

El autor es de la División de Publicidad de Nova Advertising

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas Virtual
Aprendoweb
Pulso de la Nación
Recetario
WKD
 

© 2010-2011. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email