Edicion N 930 | 14 de junio de 2016
Inicio PP Panamá Relieve Dossiers
 

dossier

PANAMÁ SEGÚN MOODY’S



INVERSIÓN

REYNA KATIUSKA HERNÁNDEZ
[email protected]

imagen

LA PRENSA/Reyna Katiuska Hernández

Nueva York es la sede de las más importantes bancas de inversión y calificadoras de riesgo del mundo. Con frecuencia cotidiana se hacen  estudios detallados,   evalúan el estado de las finanzas y el perfil de las deudas de los países de la región y de muchas empresas. ¿Dónde se debe invertir? ¿Quién pagará más? ¿Cuál será el rendimiento de determinados bonos y papeles de deudas soberanas?  ¿Qué está afectando el perfil de deuda? ¿Puede un escándalo poner en riesgo un país? Son preguntas que se formulan  constantemente y que responden las calificadoras de riesgo.

El mercado se mueve día a día y se agita con cada decisión que toman los Gobiernos y los inversionistas. El pulso financiero late en el bajo Manhattan. A unas pocas cuadras de Wall Street  y de la bolsa de valores. El complejo de edificios que ahora se erige en el antiguo terreno que ocupaban las torres gemelas, junto al  monumento en memoria del 11 de septiembre  es un bullicio de turistas que visitan el área, mientras que los trabajadores se abren paso al salir  de su jornada diaria luego de que cierra el mercado de valores.

En la nueva torre 7 del World Trade Center, al lado de   la emblemática torre Libertad, la calificadora de riesgo Moody’s ocupa 15 plantas. En una de ellas, Renzo Merino, analista del grupo soberano de  Moody’s Invertors Service, estudia el caso de la calificación del Gobierno de Panamá y habla con Martes Financiero.

“La deuda soberana del Gobierno de Panamá se sitúa actualmente en el nivel de Baa2 con una perspectiva estable, estos son dos peldaños dentro de lo que se entiende como grado de inversión”, empieza aclarando Merino.

Dentro de la lista de Moody’s la calificación mayor es la Aaa, referida a máxima solvencia y menor riesgo de inversión que la que tienen actualmente países como Australia, Nueva Zelanda, Singapur, Canadá, Dinamarca, Alemania, Holanda, Noruega y Estados Unidos, entre otros.  En América Latina, por encima de Panamá  se sitúan  Chile (Aa3),  México y Perú (A3). Mientras que junto a Panamá, con calificación Baa2, están Bahamas, Colombia, Uruguay y  San Martin (ver cuadro Calificación de riesgo en el continente).

imagen

imagen


Refiere que la calificación describe la habilidad y el compromiso que tienen los Gobiernos para pagar su deuda y lo analizan desde distintas perspectivas: el desenvolvimiento de la economía, la estructura de las instituciones del país, cómo se respetan los contratos y el perfil fiscal como la deuda, además de la susceptibilidad que tienen a diferentes choques externos o por el sistema bancario.

Merino es claro: Panamá con respecto a otros países crece mucho más rápido. “Más de 6% en la última década, y eso es una fortaleza; y creemos que el país es muy buen receptor de inversión extranjera, lo que ha fomentado el crecimiento de la infraestructura del país más allá del Canal; hemos visto un boom de la construcción y esto ha contribuido a que la actividad continúe muy dinámica”. Sin duda el Canal sitúa al país en una posición global muy importante dentro del intercambio de bienes alrededor del mundo.

El perfil fiscal de Panamá ha mejorado sustancialmente, refiere el analista. “Esto se refleja en el peso de la deuda que se situaba hace unos años en 60% del producto interno bruto (PIB), y ahora está  por debajo del 40% del PIB”. Explica que en los últimos años se tuvo una política fiscal más expansiva, lo que llevó a la acumulación de deuda a un nivel más alto de lo normal. “Además del gasto en infraestructura del sector privado, se tuvo mayor gasto por parte del sector público, lo que llevó a que se acumulara más deuda y hemos visto un ligero incremento que todavía se sitúa por debajo del 40% del PIB, y en línea con el resto de los países calificados como Baa2”.

Para la calificadora, la gestión gubernamental actual se está enfocando más a la disciplina fiscal con el objetivo de reducir el déficit. “Consideramos que en el futuro lo más probable es que el ratio de deuda va a ir bajando a medida que el déficit se va moderando”.

imagen

El analista admite que Panamá ha sido el centro del debate por noticias y pronunciamientos sobre  cuestionamientos relacionados con la transparencia fiscal, intercambio de información tributaria, pero en general ven que el impacto económico de estos hechos es limitado. “La contribución que tiene el sector financiero al crecimiento económico es relativamente bajo y más allá de eso reconocemos que Panamá con todas las discusiones que ha habido, se tenía la percepción que podría afectar la reputación como un hub financiero para la región y el mundo, pero lo que hemos visto es que el Gobierno ha tomado medidas para tratar de contrarrestar esa percepción”.

Desde Moody’s sostienen que se han ejecutado medidas acertadas como las que tomó el Ejecutivo el año pasado para sacar al país de la  lista del Grupo de Acción Financiera (GAFI). “Se actuó bastante rápido en cambiar las leyes para ajustarse a un nuevo marco regulatorio que fortalece el control de la lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo”. A esto se ha sumado la decisión de compartir información bajo los criterios de la  Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

“La impresión que tenemos es que el Gobierno está dispuesto a tomar las medidas necesarias para asegurar que la reputación de Panamá como un importante centro financiero para la región y para el mundo se mantenga”, resalta el analista de riesgo soberano de Moody’s Investors Service.

imagen

CUANDO SALIERON LOS LLAMADOS PAPELES DE PANAMÁ, ESO AFECTÓ LA PERCEPCIÓN Y EN ESA PSICOLOGÍA EL MERCADO TIENDE A PONERSE MÁS CONVERSADOR Y A TENER DUDAS.

Escándalos como el caso de los papeles de Mossack Fonseca y la investigación del Consorcio Internacional de Periodistas, así como el caso Waked, son constantemente monitoreados para ver la reacción en el mercado en cuanto a la percepción y el riesgo del país, no obstante, el perfil de la deuda soberana de Panamá se mantiene estable.

“El Gobierno en sí no necesita emitir tanta deuda para repagar deuda que vence, pero por otro lado debe emitirla para financiar el déficit fiscal que se está reduciendo, y más allá de eso, los niveles de capacidad de fondeo se mantienen moderados con respecto al resto de la región y una de las ventajas es que al ser una economía dolarizada se elimina el riesgo cambiario que ha afectado a tantos países de la región con la caída de los precios de los comodities o materias primas”.

Mauro Leos, vicepresidente y gerente del grupo de riesgo soberano para América Latina de Moody’s, considera que en el mercado siempre son importantes los números del país o los indicadores de déficit, producto interno bruto, inflación, entre otros, pero otra cosa que no deja de ser relevante es la percepción y el sentir del mercado.

“En el caso de Panamá, cuando salieron los llamados Papeles de Panamá de Mossack Fonseca, eso afectó la percepción del mercado y en esa psicología el mercado tiende a ponerse más conservador y a tener dudas y eso puede llevar a algunos emisores panameños a que tengan que pagar más y algunos no pueden pagar más y deben esperar a que el mercado se tranquilice”, explica Leos.

imagen

Bloomberg

En abril Moody’s alertó sobre el impacto en el negocio de la banca offshore. “Durante 2013 y 2015, los bancos offshore en Panamá reportaron  un aumento del 18% en los depósitos. Un deterioro en el sistema bancario offshore de Panamá probablemente perjudicaría  la rentabilidad del sistema financiero. Los bancos offshore representaron 15% de los ingresos totales generados por el centro bancario internacional de Panamá, el cual incluye bancos offshore y onshore”, dijo en un comunicado la calificadora de riesgo.

Al cabo de dos meses, para muchos sectores el caso de Mossack Fonseca no ha impactado en profundidad al sistema bancario.

Desde Nueva York, la evaluación de la deuda soberana de Panamá es satisfactoria. La calificación Baa2  es de un riesgo moderado. El país tiene unas finanzas públicas sanas y la señal de transparencia con nuevos acuerdos con la OCDE para el intercambio de información a requerimiento, así como el tratado Foreign Account Tax Compliance Act (Fatca)  o Ley de cumplimiento tributario de cuentas extranjeras con Estados Unidos, son buenas señales de que el país va en buen camino.

MÁS NOTAS

RESGUARDAR LA INFORMACIÓN DE LA BANCA EN LÍNEA
CLIENTES RESIDENCIALES DESPERDICIAN 30% DE ENERGÍA
PANAMÁ SEGÚN MOODY’S
YUGOSLAVIA
¿EUROPEOS O BRITÁNICOS?
BANCO MUNDIAL REDUCE AL 2.4% EL PRONÓSTICO DE CRECIMIENTO

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas
Recetario
Buscafacil
 

© 2010-2015. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email