Edicion N 961 | 08 de noviembre de 2016
Inicio Panel Principal Dossiers
 

tecnología

INVERTIR EN UNA PÁGINA WEB



NEGOCIOS

SHERLY DÍAZ
[email protected]

imagen

DIGITAL. Aquellas empresas que no aparecen en los buscadores les costará mucho darse a conocer, y corren el riesgo de desaparecer. Fotolia

Si no tienes celular estás incomunicado; si no tienes un página web no te conocen o simplemente no existes. Así exponen expertos en tecnología de la información aquello que puede  hacer la diferencia  entre el éxito o fracaso de un negocio en la era digital.

Una de las formas más efectivas para que una empresa pueda vender sus productos o servicios es a través de su propia página web. Es una vitrina que aumenta las posibilidades de transacciones con tan solo existir en la red.

Dicen los consultores que en este mundo globalizado es importante tener una página web, ya que aumenta las posibilidades de obtener clientes potenciales, porque está a disposición del consumidor las 24 horas, tanto en el mercado local como internacional, aduce Alberto  De Icaza, subdirector de innovación empresarial de la Secretaría  Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Senacyt).

A las empresas sin portal de internet en este mundo globalizado y tecnológico les costará mucho darse a conocer, y corren el riesgo de no tener éxito,  asegura Nicolás Samaniego, decano de la Facultad de Ingeniería de Sistemas Computacionales de la Universidad Tecnológica de Panamá.

Aunque algunos sostienen que crear una página web requiere de una gran inversión en Panamá, conocedores aseguran que la realidad es otra. Hay páginas  básicas cuyo costo de elaboración se inicia en los 100 dólares. Las más   complejas alcanzan  una tarifa   de 20 mil dólares.

“Una página web bien hecha y estructurada para negocios, con carrito de compra, en el rango normal está entre mil dólares y cinco mil dólares” comenta María Carfora, fundadora de Social Media CO5,  startups que forma nuevos emprendedores de pequeños y medianos tamaños en usar el marketing digital para promover su negocio.

Añade Carfora que hay que crear conciencia en el mercado que para diseñar este tipo de plataformas no  requiere de una gran inversión de dinero.

La diferencia de precios entre una página y otra dependerá de diversos factores: técnicos, de contenido y de metodología de trabajo.

Entre las  variables  técnicas para una página de 100 dólares, puede tratarse de un sitio web sin panel de administración, hecho puramente en  HTML —lenguaje básico para armar un sitio web—, sin mayor funcionalidad más allá de mostrar información.

Esto puede ser un  sitio  para un negocio tan pequeño como  un restaurante. El contenido de este sitio no tiene más de cuatro páginas, con información como el inicio, de quién es la empresa, los productos o servicios que ofrece y la forma de acceder a ella mediante un número de teléfono o correo electrónico.

En cuanto a metodología de trabajo, la empresa diseñadora solicitará que la empresa interesada  le informe de las secciones que debe llevar el sitio y ejemplos de plataformas similares que sean del agrado visual del cliente, para tener un punto de partida para empezar a hacer el diseño.

“A este tipo de empresas solo le preocupa satisfacer al cliente para que se apruebe el proyecto rápido y pueda cobrar por su trabajo lo antes posible. No se preocupa por sus clientes ni por su retorno de inversión” advierte, Anel González, consultor web  y CEO de la empresa DreamCatcher Studio.

Una página web de 20 mil dólares puede ser un sitio con un sistema de administración de contenido un poco más complejo, como Wordpress, Joomla o Drupal, y funciones tales como un catálogo de productos, carrito de compras y pago online.

imagen
En este caso se trataría de un sitio  de E-commerce, que debe tener seguridad SSL (Secure Sockets Layer o capa de puertos seguros), para proteger la transferencia de información sensitiva, como por ejemplo, el número de la tarjeta de crédito. Un sitio así podría ser de una tienda grande de tecnología.  Y su contenido es de más de 20 páginas e incluso varios idiomas.

En cuanto a la metodología de trabajo, la empresa encargada del diseño le pregunta al cliente cuál es el problema de negocios que intenta resolver con el sitio web y lo ayudará a definir el contenido, el aspecto visual y las funcionalidades que debe tener su página para satisfacer los objetivos de negocios.

Mantenimiento del sitio

Una vez está creada la página o el sitio web de la empresa, es fundamental darle mantenimiento. Expertos sostienen que en este punto hay que evaluar dos aspectos: la parte técnica y la estratégica.

Carfora asegura que la primera se refiere al cobro mensual por tener el servidor  (hosting) funcionando con los servicios de dominios como GoDaddy, que va de 40 dólares a 200 dólares al año.
La segunda implica actualizar la información. Es importante que la página no se mantenga estática, porque los buscadores no van a darle el  mismo posicionamiento que una similar  que está renovando la información por lo menos una vez a la semana o al mes.

“Si se creó una página en 2014 y no se ha renovado la información, los buscadores no lo consideran relevante como alguien que constantemente aporta contenido al sistema”, comenta Carfora.

Otras empresas  hacen contratos anuales con los clientes que pagan en cuotas mensuales. Pero el 80% negocia los contratos y trata de bajar el tiempo a períodos más cortos, Por ejemplo, tres meses o seis meses.

Tendencia

imagen

EXPERTA. María Carfora, fundadora de Social Media CO5.
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

La tendencia es hacer un sitio web responsive,  es decir, adaptable a las pantallas de dispositivos móviles, autoadministrable y basado en plantillas precompradas, por ejemplo, sobre la plataforma Wordpress.

González dice que su empresa  tiene 12 años en el mercado y con el transcurrir del tiempo notó  un aumento en el desarrollo de aplicaciones para móviles para negocios, que quieren tener una presencia en dispositivos móviles.

Aunque la navegación por medio de dispositivos móviles ha sobrepasado la navegación desde computadores de escritorio, en el 90% de las veces no es necesario el desarrollo de un app de celular para esto, ya que con que el sitio sea responsive es suficiente  para que se pueda ver de manera correcta en computadoras de escritorio y dispositivos móviles.

Otra tendencia ocurre en las empresas que usan las redes sociales, especialmente Facebook, como una alternativa a la posibilidad de  tener un sitio web. Sucede  igual con LinkedIn. Muchos aprovechan las ventajas de las redes sociales para crear “páginas” y allí poner toda la información de su empresa e interactuar con sus clientes.

Esto es la revolución digital, quien no se sube en la onda tecnológica, corre el riesgo de desaparecer.

INVERTIR EN UNA PÁGINA WEB

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas
Recetario
Buscafacil
 

© 2010-2015. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email