Edicion N 969 | 28 de marzo de 2017
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

dossier

EL RASTRO DE LAS NOTICIAS FALSAS EN INTERNET



INFORMACIÓN

VICTORIA ISABEL CARDIEL C.
[email protected]

imagen

OBJETIVO. Se busca diseñar estrategias que terminen con la desinformación que supone la difusión de rumores y teorías de la conspiración.Bloomberg

Es difícil imaginar hoy a los estadounidenses presos del pánico convencidos de que su país está siendo atacado por una invasión alienígena.

Pero que no vaya a repetirse la escena de terror que provocó un jovencísimo Orson Welles en 1938, no significa que la audiencia esté a salvo de la manipulación informativa  que amenaza los cimientos de la democracia.

La proliferación de los sitios web de noticias falsas ha encendido las alarmas de varias instituciones internacionales como el Foro Económico Mundial, que incluyó recientemente la desinformación digital entre los principales riesgos mundiales del futuro.

Ante este preocupante fenómeno, varios investigadores de la Universidad de Indiana, de Estados Unidos, idearon una plataforma capaz de rastrear de forma automática la difusión en internet de noticias falsas.

“El objetivo de Hoaxy es entender cuáles son los factores que determinan la viralidad de una noticia engañosa, a pesar de la presencia de correcciones. Construimos modelos de búsqueda que indagan en los mecanismos cognitivos, sociales y tecnológicos de los propagadores de noticias falsas para ver cómo estas sobreviven one line”, señala a ‘Martes
Financiero’, uno de los ideólogos del proyecto, Filippo Menczer.

“No somos ni periodistas ni verificadores de noticias. Nuestro trabajo es posterior. Ayudamos a entender cómo estos documentos falaces compiten por la atención del público”, agrega.
Hoaxy nace para analizar el problema y poder diseñar estrategias que terminen con la desinformación que supone la difusión de noticias falsas, rumores y teorías de la conspiración. Un proyecto ambicioso si se tiene en cuenta los patrones de transferencia de información de la última década.

La red Facebook alcanzó cerca de 2 mil millones de usuarios activos desde que nació en 2004, mientras que Twitter atrajo —si bien tiene un crecimiento más vegetativo— unos 70 millones de tuits por día.

imagen

OBJETIVO. La difusión de noticias falsas está dominada por usuarios muy activos.Fotolia

Pero, ¿cómo detectar la propagación de las noticias en el gigante de la red? “Fácil —responde Menczer— Partimos de una lista de sitios web que publican noticias falsas cotidianamente y sitios de verificación de hechos (fact-checking). Monitoreamos artículos en estos sitios y extraemos el link (URL). Después, mediante una interfaz de programación de aplicaciones (API) de medios sociales, comprobamos cómo se propagan estas noticias falsas por las redes. Nuestro motor de búsqueda permite encontrar artículos y después visualizar su red de difusión”.

Para usarlo solo hay que escribir en el buscador de la plataforma el tema que interese y el servicio le devolverá una lista con todas las noticias falsas que se han publicado sobre el asunto. Por ejemplo, al introducir la palabra Panamá, aparecen varios enlaces con noticias completamente ficticias como el avistamiento de un tiburón en una playa del país el pasado 25 de febrero que fue compartido 65 mil 2 veces en Facebook.

La campaña política de las elecciones presidenciales en Estados Unidos se jugó, sobre todo, en las redes sociales, lo que puso de manifiesto un oscuro terreno donde las noticias falsas eclipsaron a las reales.

“Trump ha ganado el voto popular”, “El actor Denzel Washington da su apoyo a Trump” o ‘”aparecen fotos de Bill Clinton desnudo”, fueron algunos ejemplos de titulares falaces que pasaron por ciertos a pesar de haberse descubierto que eran falsos.
El equipo de investigadores de Indiana usó Hoaxy para analizar los tuits referentes a las elecciones y demostraron que un notable porcentaje —casi el 20%— estaban generados por un bot (usuario fantasma).

Esto plantea una inquietante pregunta: ¿Las noticias falsas contribuyen a formar opiniones?
“Sí, sobre todo, si son repetidas, aunque lo hagan usuarios fantasma y aunque hayan sido desmentidas”, contesta Menczer, que apunta a que de momento, no hay pruebas científicas que determinen si el efecto de toda esta falsedad puede tener consecuencias de masa como, por ejemplo, influenciar el resultado de unas elecciones.

Pero no hace falta ir tan lejos como para estar alerta.

“Las noticias falsas tienen las mismas oportunidades que las verdaderas de convertirse en virales.  Pero la difusión de noticias falsas está dominada por usuarios muy activos, mientras que las noticias que desmienten los bulos tardan entre 10 y 20 horas más en ser compartidas”, incide Menczer.

Y lo que es peor: “Paradójicamente, difundir noticias desmentidas puede llevar a la repetición de las noticias falsas y por tanto a la amplificación de la recepción de las noticias falsas”.
Los investigadores publicarán los resultados finales de este estudio en la 25 Conferencia Internacional de la World Wide Web (WWW), que se celebrará en abril de 2017, en Montreal, Canadá.



 

MÁS NOTAS

WAZE, GUÍA PARA MEJORAR MOVILIDAD
ENCUENTRA24 SE FONDEA EN AUSTRALIA
LA BANCA SE MUDA AL MÓVIL
‘APPS’ QUE AGILIZAN LA BÚSQUEDA
EL RASTRO DE LAS NOTICIAS FALSAS EN INTERNET

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas
Recetario
Buscafacil
 

© 2010-2015. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email