Edicion N░ 1000 | 31 de octubre de 2017
Inicio Panel Principal PP Panamá Relieve Dossiers
 

tecnología

PROGRAMADO PARA EMPRENDER



TECNOLOGÍA

REYNA KATIUSKA HERNÁNDEZ
[email protected]

imagen

LA PRENSA/Roberto Cisneros

A los 12 años hizo su primera página web. La  incursión con el lenguaje HTML se produjo por  un desafío que asumió   de un amigo en línea en un chat de videojuegos. El reto era que no sería capaz de hacer un portal.

Corría el año 1997 y en el mundo comenzaba  la burbuja de las empresas puntocom, que produjo una  valorización especulativa de las acciones de compañías ligadas con internet. Pero en Colón, Panamá, Ricardo Chen comenzaba una aventura sin salida en la red. “Mi primer contacto con las computadoras fue con un equipo procesador de palabras que tenía mi papá en el trabajo y que para entrar se necesitaba un comando. Solo jugaba buscaminas y solitario, no había internet. Pero cuando apareció internet  y el equipo se conectaba por dial up, se  abrió un mundo frente a mis ojos. Antes mi promedio en la escuela era de 4.7 y cuando llegó internet a la casa, cayó a 3.5”.

Un juego de  niños se convirtió en su primer emprendimiento. “Un amigo de mi papá escuchó que  hacía páginas web y me encargó la de su empresa,  me gané $300,  mi primer sueldo”.

Los padres de Chen emigraron de China junto con su hermana Min. Se residenciaron en Colón, donde nació Ricardo en 1985. La familia tenía una  tienda donde reparaban  equipos electrónicos.  

De las páginas web, Ricardo pasó al diseño. Luego a la animación 3D. Su sueño era  producir una película animada como las de Pixar, pero  apenas alcanzó a hacer 3 segundos de una escena en tercera
imagen
dimensión y   tiró la toalla. Su habilidad estaba en las computadoras. Mientras en la clase de español sacaba 2.9 en la de informática obtenía  5.0.

Diseñaba tan rápido en 3D, que se entusiasmó con ese negocio.  “Una lección que aprendí es que es bueno fijarse metas grandes, como soñar con la película animada; pero también es bueno tener pequeños objetivos, a corto  plazo que te llevarán poco a poco al éxito final. A medida que se cumplen esas pequeñas metas, uno se  anima y  no se pierde el foco y no se frustra, porque la verdad es que cuando pensamos en cosas muy grandes y no lo logramos, viene el desánimo”. 

Chen está programado para emprender. Aunque tuvo un empleo formal en el equipo de soporte técnico del call center de Dell, se sintió atrapado  y prefirió seguir su propio camino. “Siempre pienso en cosas que pueden solucionar un problema”. Otra lección  es la de trabajar en equipo. “Se puede ser autodidacta y  trabajar solo, pero el costo será mayor, te tardarás el doble y corres el riesgo de que lleguen otros antes al mercado”.

Cuando estaba estudiando ingeniería en la Universidad de Panamá creó un sistema de videovigilancia que podía trasmitir   conferencias y se colocaba en varios puntos de la ciudad. Otra idea que tuvo fue hacer unos dispositivos GPS para repartirlos a varios autos y trazar el tráfico de la ciudad. Una especie de Waze mucho antes de que se popularizara esta  aplicación.

Los experimentos de Ricardo le enseñaron que ya era tiempo de crear algo novedoso y hacerlo rápido. Por su cuenta desarrolló un mapa para guiarse en los centros comerciales, el Mapa Mall, un  directorio digital. Luego de varios ensayos individuales unió esfuerzos con su hermana Min Chen, quien tenía una empresa de  consultoría  y crearon Redoxigen, conformada por  un equipo multidisciplinario y de varias generaciones, para  innovar en el mundo de la tecnología.

La primera innovación es   Interfase, un juego de realidad  aumentada en el que dos equipos de usuarios los Guardians y los Legions luchan por restablecer el orden mundial  y  la única forma de hacerlo es  registrar a través de la aplicación móvil  a pequeñas y medianas empresas. 

En Panamá ya cuenta con 30% de los comercios registrados en el mapa digital; entre 22 mil y 25 mil establecimientos, y van por la tercera temporada del juego. Esta solución le da exposición a Pymes  que no tenían visibilidad en el mercado. “La realidad aumentada toma algo de la vida real, y la aumenta sobreponiendo elementos digitales, en Interfase tomamos el mapa real, y le sobreponemos nodos o comercios”, detalla.

Mientras se juega, se generan millones de datos  como el perfil de los usuarios, y la oportunidad para que las empresas  aumenten   sus negocios.   

La aplicación panameña  está en  uso, en  forma orgánica en Argentina con cerca de 2 mil comercios,  y en los próximos 18 meses quieren conquistar   México, Ecuador, Colombia, Chile y algunas ciudades de  Estados Unidos.  Ricardo Chen menciona que cuando se emprende, el primer consejo es no enamorarse  ciegamente  del proyecto, porque se corre el riesgo de no ser objetivo para ver si es realmente viable,  o si hay que hacer cambios para mejorarlo. “Si algo no funciona es mejor ‘pivotear’ para no perder el esfuerzo y  efectuar  cambios”.

Otro consejo es no temer a compartir la idea. “Muchos emprendedores son celosos con sus proyectos. Es bueno recibir un feed back temprano, porque eso ayuda a ahorrar tiempo y esfuerzo innecesario”. Igualmente, sostiene que es necesario ser receptivo a las críticas. “Hay que saber recibir las críticas y aprender también a filtrarlas”.   Chen  advierte que el sistema educativo se estancó en la tercera revolución y sigue formando los profesionales con un esquema del pasado. Hay que adaptarlo a la cuarta revolución.

“Panamá tiene muchas oportunidades para crecer en el tema tecnológico, el desafío es la cultura local, el conformismo a lo existente y la falta de confianza a lo nuevo.  Adaptamos tardíamente las tecnologías y la capacidad de producir tecnología nueva son limitadas”.

No teme a que los robots sustituyan a los humanos, es parte de la evolución. “También se sustituyeron personas cuando se inventó la congeladora y la refrigeradora, antes las personas se iban a cosechar hielo en los lagos congelados, ahora solo abres el refrigerador.

Aquellas personas “desplazadas” tuvieron un propósito nuevo y de más significado para su entorno. Esto siempre ha sucedido,  pero ahora se está viendo a mayor velocidad, por lo que los gobiernos, la empresa privada y  la sociedad organizada deben proporcionar las estructuras para proveer la capacitación y el ambiente para adaptarnos a la velocidad del cambio tecnológico”.

Los humanos desarrollaron las máquinas y es un ciclo constante. “Hay que aprovechar esta revolución, mejorando la educación y preparando el recurso humano para el futuro”.

PROGRAMADO PARA EMPRENDER

 

 
 
 
Traducir esta página
 
 
 
 
SUPLEMENTOS
Ellas
Recetario
Buscafacil
 

© 2010-2015. Editorial por la Democracia S.A.  Derechos reservados.

Teléfono: (507)222-1222 Apartado 0819-05620 El Dorado
Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá

Ediciones anteriores | Nosotros | Email